Evio’s Pizza, el pésimo servicio

Nunca he publicado un post para quejarme de la atención prestada o la comida servida en algún restaurante al que haya ido. En primer lugar, porque la naturaleza de este blog no es la crítica gastronómica. En segundo lugar, porque no me parece muy ético, regentando un restaurante, hablar mal de otros.

Sin embargo, esta vez haré una triste excepción, que creo por demás justificada. Hoy fui con mi esposa a comer una pizza en Evio´s Pizza, la conocida pizzería que está en la 4ta avenida de Los Palos Grandes. Fuimos allí porque necesitabamos resolver nuestras necesidades biológicas rápidamente.

En ninguna de las ocasiones que he ido, he recibido una atención que supere los más mínimos estándares de calidad; pero esta vez se lucieron. En primer lugar, la mesa tambaliante y sucia. A petición mía, el mesonero la limpia, pero no un trapo húmedo (lo mínimo), sino con una de las servilletas de papel que nos traía. Al momento de tomar la orden le pido que la limpie bien, lo cual hace con desgano. La pizza, mediocre y muy desmejorada. Para cerrar con broche de oro, pido un espresso corto, pero lo que me traen es un café negro turbio, recolado. Ni en la peor panadería de Caracas y conste que hay muy malas. El mesonero en cuestión, en lugar de admitir el error, tuvo la desfachatez de reirse sarcásticamente y decirme que qué era eso entonces, que eso era lo que había pedido. ¿Insólito, verdad? Inmediatamente me levanté molesto, pagué la cuenta y me fui si dejar nada de propina. Nadie, ni el mesonero y ni el impávido cajero, me pidió disculpas. Sencillamente, yo no regreso a ese lugar y me sumo  a las muchas personas que han hecho la misma promesa. Gracias a dios en la zona existen excelentes opciones para comer pizza.